martes, 31 de octubre de 2006

El grupo abortista Morín / Emece acumula escándalos con impunidad



Aragón Liberal

31/10/06





Asombra el historial de operaciones dudosas y destapes de la prensa sobre el grupo Emece / CBM / Morín, y la inactividad de las autoridades.

Ginemedex, Barnamedic, clínicas Emece, grupo CBM, Fundación Morín... son distintos nombres de un mismo conglomerado empresarial en torno al peruano Carlos Morín, cuyo negocio es el aborto, y cuyas clientes se buscan activamente entre las inmigrantes que viven en España, o bien llegan de Portugal, Francia, Reino Unido, Alemania... países donde la legislación no permite el fraude de ley generalizado que se da en la industria abortera española.

El penúltimo escándalo

En noviembre del año pasado la Conselleria de Salud de Palma de Mallorca ordenó cerrar la clínica abortista Emece (C/ Capitán Salom, 11), perteneciente al grupo Barnamedic, el mismo conglomerado que Ginemedex o Emece Barcelona, la cadena abortista que ha sido destapada por la televisión danesa y hace dos años por el Sunday Telegraph inglés. ¿La causa del cierre en Mallorca? En Emece Mallorca se hacían abortos... pero no había ningún ginecólogo acreditado, según la Dirección General de Acreditación y Evaluación. El "médico" que efectuaba los abortos no era ginecólogo.


Abortos en directo y cenas de etiqueta

En octubre de 2003 el doctor Carlos Morín invitó a Barcelona a la "flor y nata" del sector abortero mundial, 230 personalidades del sector, en el llamado "Primer Simposio Internacional Multicultural de Salud Reproductiva", celebrado en el hotel Meliá de Barcelona. En el programa que se publicó en www.fundacionmorin.org se ofrecía hacer 50 abortos en directo, es decir, se vendía la posibilidad de "realizar una intervención hands on -es decir, de participar físicamente en una "intervención voluntaria del embarazo"- con los mejores médicos en Salud Reproductiva".

Los abortos se practicaron el viernes 17 de octubre entre las cinco y las siete de la tarde, según explica el programa de la página web, en 30 pacientes embarazadas de 0 a 3 meses (en las clínicas EMECE y GINETEC); 15 pacientes de 3 a 6 meses (en la clínica GINEMEDEX) y 5 mujeres más que se encontraban más o menos cerca de cumplir el sexto mes de gestación (clínica TCB y Fundación Morín).


Médicos Cristianos de Cataluña interpuso una demanda en el juzgado de guardia para evitar que se celebrase el simposio, pero éste se llevó adelante. Una portavoz de la Fundación explicó a Agencia Veritas que "no se han practicado abortos; tan sólo se han puesto en común técnicas científicas", aunque no supo explicar en qué consistían esas técnicas y qué se hizo con las 50 mujeres que acudieron a las clínicas abortistas para la ocasión. "Aunque nosotros quisimos asistir al Congreso, no nos lo permitieron, y a muchas personas que sabemos que lo intentaron también les fue denegado el acceso", explicaron Médicos Cristianos de Cataluña. "Sólo admitían a gente de ellos, ni siquiera a periodistas", denunciaron.

No hay comentarios: