sábado, 19 de mayo de 2007

Zaragoza. El rastro en quiebra.



Aragón Liberal

20/09/06

Nos trasladaron, se resienten las ventas, tendré que dejarlo. ¿Y nadie hace nada? A alguien en el Ayuntamiento les importan las familias que dependen de que esas ventas funcionen. Y no me digan que se dediquen a otra cosa.

El rastro de Zaragoza:

Parece que desde que está ubicado en Cesario Alierta hay puestos que han reducido sus ganancias en un 80 % Ven con pánico su quiebra. ¿Es lo que se pretendía con el traslado? Así, convertido en negocio residual, eliminado el que tiene el problema, se elimina el problema de donde ubicarlo. Magnífica manera de solucionar los problemas. Que no se nos ocurra ir al Ayuntamiento con una queja, el “vuelva usted mañana” está superado por “púdrase usted ahora”.

No hay comentarios: